Organización modélica

Aproximadamente a partir de las 12 de la mañana, cuando los carros empiezan a llegar a cada clase, los niños ya están sentados en sus sillas, con un enorme babero al cuello y esperando hambrientos el primer plato. Con el cubierto pertinente en la mano, es una delicia verles comer. Formales, con gusto y sin una voz más alta que otra. En un sorprendente visto y no visto, devoran los dos platos, el postre… después nos aseamos y a dormir la siesta.

La comida individualizada por clase es una de las características específicas de la Escuela Infantil El Principito. Conlleva un poco más de trabajo, al obligar a los educadores a poner y recoger sus mesas y sillas todos los días, así como a las cocineras a ir clase por clase con los carritos, pero se gana en eficacia alimenticia y auditiva. Se evita el típico barullo que supondría reunir tantos niños juntos.

Escuela infantil el Principito

  Calle Virtudes, 32. CP: 28110 Algete, Madrid
91 629 17 61
  mmc236madrid.org

Síguenos

    

Contenido inactivo hasta la aceptación de las cookies de marketing. Para visualizar correctamente, accede a la configuración y activa la cookie específica.